En la entrada anterior te recomendábamos métodos divertidos para aprender un idioma y en la de hoy queremos centrarnos en uno de ellos: viajar.

Viajar es una de las experiencias más positivas tanto para aprender idiomas como para el crecimiento personal pero, antes de lanzarnos a la aventura es importante seguir una serie de pasos.

  1. Apuntarte a una academia en la que podrás adquirir soltura y manejo del idioma. Te familiarizarás con vocabulario y expresiones y te acercarán a la cultura de esos países.
  2. Tener todo preparado antes de ir: dónde nos quedaremos, los documentos que necesitamos y todos los trámites en regla pues los países suelen ser estrictos con los extranjeros.
  3. Elige bien el país de destino. Lo ideal es un país que no esté plagado de hispano hablantes y tenga una oferta educativa o laboral apetecible pues eso facilitará la estancia. Los españoles que han vivido un periodo fuera de España recomiendan Reino Unido, Irlanda y Estados Unidos entre otros tal y como recoge Astex.
  4. Una vez allí relacionarse con gente de la zona, en pocos días la mejoría con el idioma y la soltura será increíble. Una opción para conocer gente son los portales online donde se organizan actividades y quedadas. También puede ser interesante apuntarte a un club o algún deporte en equipo.
  5. Sé tu mismo y ten paciencia. Al principio puede resultar duro pero conforme pase el tiempo no vas a querer volver. Así que sobretodo: ¡¡disfruta de la experiencia!!